La expresión Kaizen tiene como origen las palabras KAI y ZEN, que en si conjunto significan cambio, mejora continua y ordenada.

La adaptación del Kaizen en un negocio es, una cultura de mejora continua, que se centra en la eliminación de desperdicios y el despilfarro en sistemas productivos. Se trata de acciones continuas para mejorar los estándares.

La productividad de un negocio, calidad, seguridad son algunos de los elementos que esta filosofía trata, en el ámbito empresarial es muy popular y se utiliza para lograr objetivos.

El Kaizen se puede utilizar para detectar y solucionar los problemas en todas las áreas de organización, el objetivo principal es el de supervisar todos los procesos. Gracias a su sencillez y sentido práctico esta metodología sobresale de muchas porque se puede aplicar en cualquier sector o servicio, incluso no solo en la vida laboral también en lo personal.

¿Cómo puede ayudar el Kaizen en la odontología?

Si contemplamos aspectos de una clínica como producción, tiempo, calidad, seguridad, servicios… esta metodología se puede instaurar en todos o casi todos los sectores.

En el sector odontológico la calidad es uno de los valores más importantes, los productos de calidad tienen un alto coste por este motivo hay que cuidar los materiales y velar por que se cuiden, así mismo, no se puede despilfarrar material.

Otro aspecto muy importante de la odontología es la producción que se realiza, a de ser optima y rentable, si cuidamos aspectos como el tiempo ambas partes se verán incrementadas, el Kaizen tiene como premisa la optimización del tiempo.

La suma de acciones dan un objetivo con menor esfuerzo, esta frase está enfocada en la odontología a muchas áreas, y gracias a la metodología Kaizen se pueden orientar para sacar el máximo partido y los mejores resultados.

Pasos a incrementar en una clínica con mentalidad Kaizen

  1. Establecer metas y objetivos claros, realistas y fundamentados sobre la objetividad.
  2. Realizar un estudio sobre la situación actual y establecer un plan de mejora y optimización
  3. Implementación de las mejoras decididas
  4. Llevar un control de las acciones implantadas y corrección de desvíos no planificados
  5. Trazabilidad de los resultados.

Para llevar un proceso que no resulte ineficiente hay que tener en cuenta todos y cada uno de los actores que intervienen en dicho proceso.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.